Historia de la Estancia Bella Vista de Guerrero

 

EL TERRITORIO DEL INDIO
La palabra Pampa (lugar llano o plano) designa a indígenas de la llanura argentina y comienza a emplearse no antes del 1600.

Bella Vista, localizada en esa extensión, fue testigo durante el siglo XVI de un desplazamiento reducido de comunidades indígenas (querandíes y tehuelches) que vivieron en forma nómade como cazadores, recolectores y pescadores, buscando las mejores condiciones del clima y utilizando los recursos existentes para cubrirse, alimentarse y armar sus paraderos con pieles de guanaco, ñandú y otras especies menores, como la liebre y el zorro.

La incorporación del caballo en el transcurso del siglo XVII, y la proliferación del ganado introducido por los españoles, transformó la cultura. Se ocupó más territorio, la organización social indígena se tornó más compleja, la institución del cacicazgo desparramó su jefatura a numerosas bandas con  una especial organización para la guerra a partir del uso de nuevas armas ofensivas (la lanza reemplazo al tradicional arco y flecha) y defensivas (la armadura de cuero de caballo).

Las actividades económicas comenzaron a tener características depredadoras, porque las bandas se acercaron  a los poblados para robar el ganado que por aquella época inundaba las praderas.

LA CONQUISTA
La competencia por el ganado, la necesidad de incorporación de mano de obra, y el dominio sobre la tierra, originó los  avances de colonizadores sobre los indios  a la vez que se introdujeron  acciones evangelizadoras de la Iglesia que instauraron las Reducciones.

Constantes entradas contra los indios, (malocas, corredurías y pacificaciones) eran repelidas violentamente (malones).

Una alianza entre diferentes naciones indígenas (1659) los lleva a cruzar decididamente el Río Salado y asaltar las estancias al norte del mismo.

Un Empadronamiento General de los Indios en 1677 da idea de una cierta pacificación, pero nuevas incursiones al norte del Salado lleva a las autoridades a iniciar legalmente la "guerra larga” contienda de fronteras que culminará dos siglos después con la campaña del General Roca.

Las relaciones entre indios y blancos se harán cada vez más tensas (fines del Siglo XVII hasta de mitad del siglo XVIII) agravada además por una brusca introducción de los araucanos de origen chileno.

LOS ESTANCIEROS
Los animales cimarrones dieron origen a la primera actividad ganadera organizada, las Vaquerías (1600 - 1750), verdaderas cacerías de vacas para extraer de ellas el cuero, el sebo y la grasa.

Esta actitud netamente extractiva llevó a ampliar las distancias para poder seguir cazando animales y tratar de desarrollar una actividad ganadera incipiente y llevó a internarse en “territorio de indios”, expandir los poblados, y da origen al  interés por la tierra y a la creación de las estancias coloniales (1750 - 1810).

Existían cuatro modos de convertirse en estanciero: Por merced del rey, por compra particular, por subasta pública o por composición pecuniaria.

En todo este proceso asumió protagonismo la figura del gaucho, personaje libre e independiente, útil y diestro en los trabajos rurales de yerra, arreos y faenamiento. Habitante de los ranchos en la Pampa, despuntaba sus vicios en las pulperías, practicaba su amor por el juego, las carreras de caballo y las riñas de gallo, siempre acompañado de su facón.

LOS ALZAGA Y LOS GUERRERO
Los orígenes de Bella Vista se remontan a una distribución inicial de tierras al Sud del Salado, entre los pasos del Callejón y La Postrera en 1804.

En 1825 se produce una adjudicación de tierras a Don Félix de Álzaga quien las recibe de Don Juan Manuel de Rosas en retribución a su desempeño como Jefe de Regimiento.

Muerto Don Félix en 1841, las hereda su hijo Martín de Álzaga y nieto de Martín de Álzaga quien encabezara la conspiración contra del gobierno revolucionario de Mayo y que fuera fusilado y ahorcado en 1812.

Don Martín de Álzaga, en 1862, se casa con Felicitas Guerrero con quien tiene dos hijos. No podrá sobreponerse a la perdida de los mismos y fallece.

Felicitas enviuda a los 26 años, hereda todas sus posesiones hasta que en 1872 muere trágicamente en su casa de Barracas, víctima de un terrible desenlace de pasiones.

Don Carlos Guerrero y su esposa Doña Felicitas Cueto, sus padres, heredan todas las propiedades y desaparecidos estos, en 1909 los siete hermanos de Felicitas reciben las mismas produciéndose ventas y asociaciones en el reparto.

Se inicia asi un proceso de division de la propiedad reconociéndose hasta nuestros días en la cuenca del Salado cuatro propiedades con sus cabeceras respectivas:
La Postrera que data de 1838, en cuya proximidad se encontraba el Paso del mismo nombre,sitio obligado de transito de las carretas y a la que concurría Felicitas mas asiduamente
Bella Vista  que registra su presencia como casco según antecedentes en Plano topográfico de 1827 y en otro de Demarcacion de Mojones de mayo de 1848  realizado por Feliciano Chiclana  y que tuviera una intervención importante en 1916.
LaVilla La Raquel  también denominada  La Estacion  proxima al Paso del Villar ,cuya construcción  es de 1894 y su torreon de 1905 y
La Pelada  que constituye el  casco mas moderno.

OTRAS HISTORIAS EN LA REGION

Existe otra historia además de la de Felicitas que vinculan a Bella Vista con Samborombon y Castelli,es también la búsqueda y el reconocimiento de un vínculo del sueco Evert Taube con Cecilia Cortejarena a la que se reconocía como “Carmencita” inmortalizando su amor a principios de siglo  una canción  que se transformaría en otra de las imagenes romanticas y atractivas de la Pampa .Numerosos contingentes de suecos reviven esa historia ,arriban a Bella Vista para su estadia y desde allí reconocen los lugares  en los que habitó Carmencita entre ellos  uno cercano donde Cecilia tuviera al regreso de aquel-30 años después- un hospedaje rural.